22 julio, 2020 Por: profebet

Usar el Hándicap a nuestro favor

El hándicap en las apuestas deportivas te permite hacer más rentable tu apuesta.

Seguramente si estás empezando en el mundo de las apuestas deportivas, habrás notado que en las diferentes casas de apuestas existe un mercado llamado hándicap. En el ProfeBet queremos explicarte qué significa ese hándicap y cómo funciona para que puedas apostar siempre con responsabilidad y teniendo al alcance de la mano todo lo que necesitas para entenderlo mejor. 

¿Qué es el handicap en apuestas deportivas?

El handicap es una desventaja (de goles, córners, tarjetas, faltas, etc) que la casa de apuestas ofrece a un determinado equipo al principio del partido. Si uno de los equipos tiene delante el signo ‘’-’’ (menos), eso quiere decir que dicho equipo comenzará el partido con una desventaja determinada por la casa de apuestas, mientras que el otro equipo comenzará con una ventaja (+) del mismo número de goles. Al final del partido se añadirán los goles que el hándicap determina y se decidirá el ganador del partido. 

 

Existen dos tipos de hándicaps: hándicap europeo y hándicap asiático. A continuación vamos a explicarte cómo funciona cada uno de ellos y qué ventajas tienen.

Hándicap europeo

Este tipo de hándicap es muy fácil de comprender ya que es muy parecido a cualquier apuesta de 1X2, de ahí que en algunas casas de apuestas lo puedas encontrar con el nombre de ‘’hándicap 3 opciones’’ o ‘’hándicap simple’’. Con este tipo de hándicap, tus apuestas sólo pueden resultar ganadoras o perdedoras, sin existir el término medio (apuesta nula) que sí que se puede dar en caso de que utilices el hándicap asiático que te explicaremos más en adelante. 

El hándicap europeo (abreviado como EH) siempre es un número entero, lo que significa que puede coincidir con una diferencia de goles. En lugar de colocar un hándicap asiático de -1,5 goles o -0,25 goles, el hándicap europeo siempre es del tipo -1, -2, -3, etc.

El hándicap, por norma general, lo que busca es eliminar el empate de toda ecuación, pero en el caso del hándicap europeo, sí que existe la opción de apostar el empate, aunque no sería el empate real del partido. Te lo vamos a explicar a continuación con un ejemplo para que lo puedas entender.  

España vs Liechtenstein

  • España -4

Para que esta opción sea ganadora, España tiene que ganar el partido por 5 o más goles.

  • Empate +4

Para que esta opción sea ganadora, España tiene que ganar el partido por exactamente 4 goles de diferencia. 

  • Liechtenstein +4

Para que esta opción sea ganadora, Liechtenstein necesita no perder el partido por una diferencia mayor de 3 goles. 

Hándicap asiático

Este hándicap recibe dicho nombre debido a que se utilizó por primera vez en el continente asiático, más exactamente en Indonesia. A diferencia del hándicap europeo, el hándicap asiático sí que ofrece la posibilidad de que nos devuelvan el dinero apostado. Este tipo de hándicap se puede utilizar en un montón de deportes como fútbol, baloncesto, tenis, cricket o incluso Fórmula 1 apostando a los segundos de diferencia que habrá al final de una carrera entre un piloto y otro. Nosotros vamos a explicártelo poniendo el mismo ejemplo de antes, entre un hipotético encuentro de fútbol entre las selecciones de España y Liechtenstein. Hay que recordar que el hándicap asiático puede ser de 4 tipos:

  • Handicap asiático entero

Este tipo de hándicap es muy interesante ya que nos da la posibilidad de que nuestra apuesta se quede como nula y que nos puedan devolver el dinero apostado. Ejemplo:

  • España -4 AH

Para que esta apuesta resulte ganadora, España necesita ganar por 5 o más goles de diferencia. En caso de que España gane por exactamente 4 goles de diferencia, se nos devolverá el importe apostado.

  • Liechtenstein +4 AH

Para que esta apuesta resulte ganadora, Liechtenstein necesita ganar, empatar o no perder por más de 3 goles de diferencia este encuentro. Si Liechtenstein pierde por exactamente 4 goles, entonces nuestra apuesta será nula y nos devolverán el dinero apostado. 

Hay que recordar que cuando un partido comienza con un hándicap, dicho hándicap se le suma o se le resta al final del encuentro a cada uno de los equipos. Si nosotros apostamos a un hándicap asiático -4, eso quiere decir que al final del partido, a nuestro equipo tendremos que restarle 4 goles, por lo que si nuestro equipo marca 6 goles y el rival marca 1, nuestra apuesta resultará ganadora ya que 6-4=2, por lo que el resultado final sería 2-1 a nuestro favor. 

  • Hándicap asiático medio

En este tipo de hándicap asiático, ya no existe la posibilidad de que nuestra apuesta sea nula, por tanto, únicamente podremos ganar o perder la apuesta, eliminando el empate de la ecuación. Se le denomina medio debido a que generalmente se le añade o se le resta +0.5, +1.5, +2.5, etc… al resultado final. Ejemplo:

  • España -3,5 AH

Esta apuesta resultará ganadora siempre y cuando España gane el partido por 4 o más goles, ya que al final del partido se le restará -3,5 al resultado final. 

  • Liechtenstein +3,5 AH

Esta apuesta resultará ganadora siempre y cuando Liechtenstein gane, empate o pierda por una diferencia máxima de 3 goles, ya que al final del partido se le sumará +3,5 al resultado final. 

  • Hándicap asiático de cuartos

Con este tipo de hándicaps asiáticos estaríamos haciendo una doble apuesta, como si el dinero jugado se dividiese en dos apuestas, las correspondientes a los hándicaps inmediatamente anterior y posterior al hándicap por el que se apuesta. Generalmente te los encontrarás como +0,25 o +0,75. Ejemplo:

  • España -3,75 AH

Imaginemos que vamos a apostar 10€ a esta apuesta. Bien, pues 5€ irán destinados al hándicap inmediatamente anterior (-3,5 AH) y los otros 5€ irán destinados al hándicap inmediatamente posterior (-4 AH). Por tanto, para que nuestra apuesta resulte ganadora necesitaremos que España gane por 5 o más goles, aunque si gana por exactamente 4 goles, la mitad de lo que nosotros hayamos apostado se multiplicará por la cuota, mientras que la otra mitad, se nos devolverá.

  • Liechtenstein +3,75 AH

En este caso, igual que en el anterior, imaginamos que apostamos 10€. La mitad de los 10 euros irán destinados al hándicap +3,5 de Liechtenstein y la otra mitad al hándicap asiático +4. Por tanto, para que la apuesta resulte ganadora, necesitaremos que Liechtenstein gane, empate o pierda por una diferencia máxima de 3 goles. En caso de que Liechtenstein pierda por 4 goles, perderemos la mitad del dinero apostado pero recuperaremos la otra mitad (5€).

  • Hándicap asiático 0.0

El hándicap asiático 0 no suma ni resta ningún tanto al marcador, como es evidente. Su función es la misma que la de las apuestas ‘empate no válido’ o ‘draw no bet’, es decir, en caso de que el encuentro quede en empate, la apuesta se anula y se devuelve el importe jugado a nuestro saldo de la cuenta. Este tipo de hándicap es utilizado cuando un encuentro es muy igualado y los apostantes deciden apostar a favor de uno de los dos equipos eliminando el riesgo del empate. 

¿Por qué utilizar el hándicap asiático en tus apuestas?

Desde el ProfeBet sin duda alguna somos muy fans de este mercado de apuestas debido a que eliminas de golpe uno de los tres posibles resultados, quedándote única y exclusivamente con dos de ellos, por lo que tus posibilidades de acierto crecen exponencialmente. 

¡RECUERDA!

  • El hándicap se puede aplicar en goles de un equipo o del total del partido, en córners, en tarjetas, faltas y muchas otras opciones.
  • El hándicap suma o resta una determinada cantidad de goles al resultado final de un encuentro, por tanto siempre que veas una cifra, ya sea decimal (-0,25 o -0,5) o entera (-1, -2, -3 etc), tendrás que saber que esa cantidad tendrás que sumarla o restarla en función de la apuesta que tú elijas.
  • El hándicap se debe utilizar sobre todo cuando tú crees que entre dos equipos hay una gran diferencia. Por ejemplo, un partido entre la selección española de fútbol y la de Liechtenstein, es previsible que acabe en goleada a favor del conjunto hispano, por tanto seguramente el hándicap te ayudará a obtener una cuota mejor que si apostamos a la infame cuota de victoria simple de ‘La Roja’.
  • Ten en cuenta la motivación de los equipos. No es lo mismo un partido intrascendente en el cual un equipo no tiene que esforzarse que un partido de vuelta de una competición europea en el cual el favorito perdió en la ida y necesita remontar para clasificarse en la vuelta. 

¡Y cómo siempre te decimos, apuesta con responsabilidad!